El rol de la comunicación en las empresas ha cambiado totalmente su misión, lo que provoca que cualquier organización deba plantearse una nueva estrategia comunicativa. Siempre hemos conocido la comunicación de las compañías como unidireccional, es decir, las empresas mandan los mensajes a uno o varios receptores y estos los reciben y deciden si compran el producto o no.

En cambio, la comunicación actualmente se entiende como bidireccional e interactiva, ya que los clientes ya no solamente tienen poder de decisión, sino que pueden hablar con el emisor, dar su opinión y mantener una conversación.

El aspecto positivo de este cambio es que las empresas con más exactitud qué quiere el cliente porque se le puede escuchar, así que trabajan para ofrecérselo. La parte más difícil es precisamente el mismo motivo, si se gira en contra, porque en ocasiones es difícil ceñirse tanto a las peticiones.

Además, las opiniones que dan los consumidores pueden afectar positiva o negativamente a la imagen de la marca. Por eso, hay dos puntos imprescindibles: darles la oportunidad de participar y vigilar al detalle todo lo que la empresa transmite. Por ejemplo, ofreciendo un servicio de preguntas frecuentes en base a las consultas de los clientes o mostrar algunos de los trabajos para poder recibir feedback.

Partiendo de la base de que absolutamente todo comunica, incluso la vestimenta, la actitud y los valores de la empresa, en este artículo trataremos especialmente la comunicación corporativa y el marketing, dos conceptos que se suelen confundir. A continuación te explicamos qué es cada uno de ellos y las diferencias que hay.

Comunicacion corporativa
La comunicación corporativa debe depender directamente de los altos cargos de la empresa para que se implemente en todos los otros ámbitos y así dar a conocer la actividad de la organización en su conjunto.

¿Qué es la comunicación corporativa?

La comunicación corporativa tiene origen en las relaciones públicas, que son la tarea de vínculo con los medios de comunicación y las personas relevantes que pueden dar una visión de la empresa. A raíz de ahí, las empresas se han dado cuenta de que existen más personas implicadas de las que se pensaba: clientes, medios, colaboradores, proveedores, trabajadores… y todos ellos distribuidos en diferentes canales digitales.

Con el fin de dar respuesta a todos ellos nace este concepto, para dar coherencia y consistencia a todos los mensajes que emite la empresa y establecer un ‘terreno de juego’ para que emisor y receptor puedan comunicar.

Se establecen además otros aspectos que antes no se tenían en cuenta: la comunicación externa –toda la relación con personas externas a la empresa, ya sean consumidores o colaboradores–; branding e imagen de marca; y comunicación interna, es decir, la relación con los trabajadores.

Hay que tener en cuenta que un trabajador no es sólo es la persona que hace las tareas, sino que si está contento, representa el primer canal de comunicación hacia afuera siendo un embajador de la marca.

Por otro lado, es fundamental que la empresa tenga una cultura organizativa con sentido, lo que implica tener una comunicación lo más horizontal posible para favorecer que existen los mensajes en ambos sentidos. La comunicación corporativa debe depender directamente de los altos cargos de la empresa para que se implemente en todos los otros ámbitos y así dar a conocer la actividad de la organización en su conjunto.

A modo de ejemplo, a priori podemos pensar que los informáticos o el departamento técnico no necesita implementar la estrategia de comunicación corporativa, pero en el momento que trabajan para mejoras en la tecnología de los servicios o una nueva página web, se debe comunicar con la misma imagen de marca que usa toda la empresa.

En resumen: la comunicación corporativa es dar a conocer todos los aspectos relacionados con la empresa al target desde una imagen de marca coherente para conseguir una buena reputación con todos los actores implicados. Siempre teniendo como hoja de ruta la misión, visión y valores de las compañía.

Entérate de las tendencias de marketing digital para este 2019.

¿Qué es el marketing?

Según la American Marketing Associaton (AMA), el marketing se define como ‘la actividad, el conjunto de instituciones y los procesos para crear, comunicar, entregar e intercambiar ofertas que tienen valor para los clientes, consumidores, colaboradores y la sociedad en general’. Traducido, es la disciplina que analiza el comportamiento de los mercados y de los consumidores para captar, retener y fidelizar a los consumidores satisfaciendo sus necesidades. A cambio de ofrecer estos servicios, se busca un beneficio económico o algún tipo de retribución.

Así pues, se estudian las necesidades y preferencias del target de la empresa y, a partir de esto y de los productos que se ofrecen, se diseña una estrategia para darlos a conocer de forma que se posicione en la mente del comprador frente a la competencia. Aquí dentro entra la publicidad, por ejemplo. Al fin y al cabo, es crear la necesidad y convencer al público de que necesita el producto o servicio ofrecido.

El profesor estadounidense de la Michigan State University E. Jerome McCarthy redujo el concepto al marketing mix, diseñando las 4Ps, una fórmula sencilla para las estrategias de marketing:

Product (Producto)

Es el producto o servicio que la empresa ofrece a su público. Se posiciona aprovechando las necesidades y motivaciones del consumidor, definiendo las características del atributo y los beneficios que aporta.

Place (Punto de venta)

Estos productos tienen que estar físicamente en algún lugar, que puede ser un punto de venta específico o una cadena de distribución que lo mueva. El objetivo es optimizarlo para que llegue fácilmente al consumidor y tener una buena experiencia de compra.

Price (Precio)

Determinar el precio de un producto es muy importante porque de eso depende el posicionamiento que adoptamos, el margen de beneficio y la calidad monetaria que atribuimos.

Promotion (Promoción)

Son todas las acciones de marketing que se hacen para difundir las características del producto.

Solamente como dato, sin entrar en detalles, cabe mencionar que según la orientación del marketing este puede ser enfocado al producto, a las ventas o al mercado. De la misma forma, hay varios tipos de marketing como el directo, el relacional y el virtual.

Hoy en día el consumidor espera que las marcas se alineen con sus creencias y valores.

Comunicación corporativa
Lo cierto es que ambas disciplinas están centradas en conseguir algo del cliente y cada una tiene elementos de la otra.

Diferencias entre la comunicación corporativa y el marketing

Lo cierto es que ambas disciplinas están centradas en conseguir algo del cliente y cada una tiene elementos de la otra. Sin embargo, no son lo mismo. A continuación, repasamos las principales diferencias para evitar confusiones:

Comunicación corporativa

  • Función:  Trabajar con valores intangibles para conseguir una buena imagen y reputación, tanto interna como externa.
  • Sinergias: La comunicación corporativa tiene que conocer las estrategias de marketing para comunicarlas a los públicos.
  • Tipo de mensaje: Formal e institucional.
  • Visión del producto: Estudiar que los valores y connotaciones del producto vayan en línea con la filosofía de la empresa.
  • Forma de relación con los consumidores: Se informa a través de distintos canales: página web, blog, redes sociales, notas de prensa, relación con medios, etc.
  • Objetivo: Crear marca, branding y comunicar su valor.

Marketing

  • Función: Función comercial, ya que busca recibir ingresos económicos o contraprestaciones.
  • Sinergias: El marketing debe regirse bajo las directrices de marca de la comunicación corporativa.
  • Tipo de mensaje: Cercano y persuasivo.
  • Visión del producto: Estudiar las necesidades, las características del producto, su ciclo de vida y el valor diferencial.
  • Forma de relación con los consumidores: Publicidad, promociones, ofertas, relaciones públicas, estrategias de venta, etc.
  • Objetivo: Acercar los productos y servicios al mercado y crear una necesidad de compra.

Camisetas personalizadas para agencias de marketing

Gracias a nuestros años de experiencia en la industria de la impresión de camisetas personalizadas podemos ofrecer un servicio que satisface las necesidades de empresas en busca de todas las empresas.

Los servicios de personalización de Printsome son perfectos para empresas que necesitan uniformes personalizados, agencias de relaciones públicas que necesitan camisetas para eventos, o agencias de relaciones públicas en busca de merchandising textil.

Desde el momento en que te pongas en contacto o pidas presupuesto, uno de nuestros expertos en impresión responderá todas tus preguntas y encontrará soluciones eficientes para su proyecto. Recuérda que nuestra especialidad es la impresión de camisetas al por mayor.

Nuestra misión es ayudarte a alcanzar tus metas. Nuestros servicios se extienden a todo el territorio español. Tanto si buscas camisetas personalizadas en Barcelona o camisetas personalizadas en Madrid te entregaremos en el menor tiempo posible ya que cotamos con servicios de entrega flexibles que pueden adaptarse a la mayoría de los tiempos. ¡Imprimir camisetas nunca ha sido tan fácil!

Author

Estudiante de Periodismo y Comunicación. Entusiasta de los idiomas y fanatica del marketing digital. Investigadora minuciosa.

Write A Comment